post

Biografía de Aledmys Díaz Serrano

Destacado jugador de béisbol cubano. Nació el 1 de agosto de 1990, en Santa Clara, Villa Clara. A la defensa ocupa la posición de torpedero, también se ha desempeñado en otras posiciones dentro del cuadro. Batea y fildea a la derecha.

  • Alias: A.D.
  • Nació: Agosto 1, 1990 en Santa Clara, Cuba
  • Debut MLB: Abril 21, 2016
  • Alt/Peso: 6′ 1″ / 195 lbs
  • B/T: R/R
  • Pos / Núm: SS / #1

Series Nacionales

Debutó en la serie 2007-2008, jugando como torpedero del equipo Villa Clara. Participó en cinco contiendas en las que su rendimiento fue progresando hasta hacer el grado para formar parte del equipo nacional. En un viaje al extranjero, representando a su país en un torneo de béisbol, desertó e inició un largo camino rumbo a la MLB.

LI Serie (2011-2012)

En la etapa clasificatoria el villareño bateó para 315 de average, con 12 cuadrangulares, su OBP fue de 404, el SLG, exactamente 500, robó 11 bases en 13 intentos y el OPS 904. Jugó en 76 encuentros en los que cometió 10 errores, promediando 972. Se desempeñó en tercera base, en el campo corto y también alineó como bateador designado.

En los Play Off sus números descendieron, el average a un discretísimo 179, 321 de SLG y 602 de OPS. A la defensa cometió un error, el cual le bajó su promedio a 977.

Selección Nacional

En el año 2012 formó parte del equipo que participó y ganó el Torneo de Béisbol de Haarlem, en la ciudad de Amsterdam, Holanda. En la competencia fue utilizado como utility. Díaz conectó un hit en seis oportunidades, para 167 de average. Su última actuación fue en el partido de semifinales, contra Estados Unidos, donde Cuba se impuso con marcador: 5-3.

El joven pelotero aprovechó la coyuntura para escapar de la selección cubana. Con 21 años se fue en busca de una oportunidad para jugar en el béisbol profesional de máximo nivel en Estados Unidos. Para conseguirlo estableció residencia en México, allanando el camino para fichar como Agente Libre.

MLB

2014

Este año Aledmys Díaz firma contrato con los Cardenales de San Luis, por ocho millones de dólares para prestar servicio durante cuatro temporadas. Pasó dos años en las menores.

Temporada 2016

La historia del villaclareño en Las Mayores comenzó a tejerse a partir de una lesión que sufrió el shortstop regular de su franquicia. El 9 de abril participó en su primer juego iniciando como regular, ante los Bravos de Atlanta.

Díaz fue la gran sensación del béisbol cubano esta temporada. No fueron muchos los que presagiaron que el villaclareño iba a tener un debut lleno de luces en las Ligas Mayores. Sin embargo, se las ingenió para hacerse con la posición clave del infield en uno de los equipos más importantes del béisbol. Los nervios le jugaron una mala pasada al inicio y esto lo llevó a cometer varios errores, pero su desempeño con el bate convenció a los directivos de los Cardenales de San Luis, quienes le dieron un voto de confianza y el villaclareño respondió muy bien.

Díaz fue el primer jugador en la historia del béisbol moderno –que se toma en cuenta desde el año 1900- en tener un promedio de .500 en al menos los primeros 50 turnos de su carrera. En sus 52 viajes iniciales al plato, el torpedero de 25 años había disparado 26 indiscutibles. En ese momento era el sorpresivo líder en Las Mayores en bateo y OPS.

Aledmys se ensañó con los lanzadores derechos. Tuvo un mes inicial fantástico (.423), y luego consiguió mantener buenos índices con el madero, hasta cerrar la campaña justo en la mítica marca de .300. De 2007 a 2016, sus primeros 19 partidos fueron mejores que los de cualquier rookie (13 extrabases y línea de .468/.500/.823), todo, una proeza.

Una lesión en la mano, producto de un fortísimo pelotazo, lo alejó de los terrenos, sin embargo, ni esto pudo impedir que finalizara el campeonato con excelentes números.

Terminó con promedio ofensivo de 300, en 111 compromisos, con 28 dobles, sólo 60 ponches, 41 boletos, 17 jonrones y 65 empujadas. Su OBP fue de 369 y el OPS, un respetable 879, el segundo mejor de todos los cubanos en la temporada, solo detrás del 884 de Yoenis Céspedes.

Fue al Juego de Estrellas y quedó quinto en la votación para el premio al Novato del Año de la Liga Nacional. Mantuvo en alto la bandera de los debutantes cubanos, quienes se habían alzado con el premio en 2013 (José Fernández) y 2014 (José Dariel Abreu).

Temporada 2017

El muchacho de Villa Clara no pudo mantener los resultados obtenidos en su debut. Tras batear 260 en los primeros 71 encuentros, fue descendido a Triple A. Su porcentaje de embasado era de .293 y el slugging de .396. Además, mostraba problemas en la selección de los lanzamientos y lidiaba con agobiantes lesiones en un pulgar y un tobillo. Hizo swing en blanco ante un 14 por ciento de los pitcheos fuera de la zona de strike, un cinco por ciento más que el año anterior. No obstante, encabezaba a los Cardenales en hits, con 71.

En las menores se proclamó campeón con el Memphis Redbirds, en la Liga de la Costa del Pacífico. En ese nivel bateó 253 en 46 desafíos. Su rendimiento junto con el estreno exitoso de Paul DeJong (285 de average, 25 batazos de vuelta completa, 65 remolcadas) lo relegaron a un segundo plano en su organización. Volvió a subir a la Gran Carpa a finales de septiembre, siendo empleado mayormente como utility. Disputó ocho encuentros, solo empezó tres y dio trío de imparables en 13 viajes legales al plato.  En total intervino en 79 encuentros en la MLB, con 259 de average (74 hits en 286 veces al bate), 17 dobles, 7 jonrones, 20 empujadas, 31 anotadas, 4 bases robadas, 13 boletos, 42 ponches, 392 de SLG y un OBP de apenas 290. Su OPS, esta vez fue un muy discreto 682.

En sus dos primeras campañas en MLB (2016 y 2017) acumuló 283 de average, con 24 cuadrangulares y 85 carreras impulsadas. Con los Cardenales también custodió la segunda almohada, la tercera y el jardín izquierdo.

A finales del 2017 Aledmys pasó a formar parte de Los Azulejos de Toronto.