post

Biografía de Aroldis Chapman

Albertin Aroldis Chapman, destacado jugador de béisbol cubano, lanzador relevista zurdo. Resalta por sus envíos supersónicos. Nació el 28 de febrero de 1988. Este espigado pelotero es oriundo de Cayo Mambí, al norte de Holguín y tiene ascendencia jamaiquina por vía paterna. Participó en Series Nacionales de Béisbol. Representó a su país de origen en eventos internacionales. Con solo 18 años fue capaz lanzar la pelota a más de 100 millas por hora. En Grandes Ligas consiguió el récord del lanzamiento más rápido medido, 106.9 mph. En MLB también se le conoce como “EL Misil Cubano”.

  • Alias: El Misil
  • Nació: Febrero 28, 1988 en Holguín, Cuba
  • Debut MLB: Agosto 31, 2010
  • Alt/Peso: 6′ 4″ / 212 lbs
  • B/T: L/L
  • Pos / Núm: P / #54

Series Nacionales

Chapman debutó en Series Nacionales representando el equipo de su provincia natal, Holguín, en la edición XLIV (2005-2006). En la campaña consiguió balance negativo en victorias y derrotas (3-5), con un PCL de 4.33.

La siguiente temporada fue de ensueño. Ganó 4, salvó 7 y consiguió un PCL de 2.77. Más impresionante resultó que permitiera solo 59 imparables y ponchara a 100 bateadores en 81.1 entradas.

En el 2008 el zurdo rompió el récord de Maels Rodriguez para Series Nacionales, al realizar un lanzamiento de 102 mph. Esa temporada ganó 11 juegos y tuvo una PCL de 4.03.

Equipo Nacional

El zurdo antillano fue la estrella de la Copa Mundial del 2007, donde Cuba terminó en segundo lugar. Chapman ponchó a 9 rivales en 7 entradas para derrotar a Corea y ponchó 11 en 8 para conseguir también la victoria en semifinales sobre Japón. Solamente permitió 3 imparables en ese último partido.

El holguinero fue integrante del equipo cubano al segundo Clásico Mundial, pero no lució tan dominante, con balance de 0-1 y PCL de 5.68.

Su principal rival en toda su carrera ha sido el descontrol. Lo mismo hace una seguidilla de 10 lanzamientos en zona buena, como igual cantidad de bolas consecutivas.

MLB

Temporada 2010

El 10 de enero Chapman aceptó un contrato con los Cincinnati Reds por un periodo de seis años y $25.25 millones. Comenzó con los Louisville Bats, de la categoría Triple-A,​ debutando el 11 de abril en Toledo contra los Mud Hens, donde lanzó 4.2 innings, permitiendo 1 carrera sucia y ponchando a 9 bateadores.​

El debut en Grandes Ligas se produjo el 31 de agosto en el octavo inning contra los Brewers. Su primer lanzamiento viajó a 98 millas por horas. En ese mismo inning se le registraron envíos de hasta 103 mph. Le bastaron nueve envíos para dominar la entrada. ​ Logró su primera victoria el 1 de septiembre, tras lanzar un inning como relevista ante los Brewers.​

De acuerdo con scouts de la MLB,​ la recta de Chapman fue medida a 105 mph durante el 2010 en ligas menores. En su segunda aparición con los Cincinnati Reds sorprendió al mundo del béisbol con un lanzamiento de 103.9 mph. En sus primeros 19 envíos en las Mayores, 10 de ellos alcanzaron tres cifras, promediando 101.3 mph. Al hacer de eso una costumbre, se ganó un puesto fijo como cerrador de los Cincinnati Reds. A partir de ese momento aparecería en los momentos claves de los partidos de su equipo y dejaría perlas en forma de cañonazos en cada encuentro.

Chapman, además posee una gran slider y un cambio de bola aceptable. Los entrenadores mantienen cierta preocupación sobre su control y la ausencia de un tercer lanzamiento sólido, pero nada de esto evita que sea cerrador en las Mayores. ​

Temporada 2013

Su momento más álgido en MLB, mediáticamente hablando, fue en mayo de 2013, al ejecutar un lanzamiento que registró 106.9 mph. Todo un récord de velocidad en la era de los radares digitales en las Grandes Ligas.

En toda la campaña Chapman archivó cuatro triunfos frente a cinco reveses y 38 juegos salvados en 43 intentos. Su promedio de carreras limpias fue de 2.54 en 63 y 2/3 de innings, con 112 ponches.

Temporada 2014

El 19 de marzo, como relevista frente a los Reales de Kansas City en un partido de pretemporada, fue impactado en pleno rostro por una línea salida del bate del receptor de los Reales, conectada sobre una recta a 99 millas por hora. El batazo puso a viajar a la pelota a más de cien millas por hora. El golpe provocó fracturas encima de su ojo izquierdo y en la nariz, que requirieron de una compleja intervención quirúrgica y el implante de una placa metálica en la región de la frente. Algunas semanas después se recuperó totalmente.

Impuso un record absoluto en las Grandes Ligas americanas, con 40 juegos consecutivos ponchando, al menos, a un oponente. La marca anterior, 39, fue establecida en 1977.

Temporada 2015

El 28 de diciembre de 2015 Chapman fue cambiado a los Yankees de Nueva York. Cincinnati recibió cuatro jugadores de ligas menores, incluyendo dos lanzadores derechos y dos jugadores de posición.

Terminó la temporada con balance de 4-4, 1.63 de ERA y WAR: 2.7. Superó en FIP (pitcheo independiente del fildeo y mide la efectividad del lanzador en base a ponches, boletos y jonrones, estadísticas que no dependen del fildeo) a todos los cerradores con 1.94 de FIP. Quien más se acercó al FIP de Chapman consiguió 2.12. Tampoco ningún cerrador lo superó en WAR.

Asistió al Juego de Estrellas por cuarta ocasión consecutiva.

Temporada 2016

El 25 de julio de 2016 Chapman fue traspasado a los Cachorros de Chicago a cambio de cuatro peloteros. Participó en la Serie Mundial, ganando el campeonato. Fue el lanzador ganador del séptimo juego, en el que su equipo alcanzó el trofeo del comisionado por vez primera desde el año 1908.

Aroldis salvó 36 partidos entre Yankees y Cubs. Teóricamente, él salvó cuatro juegos en postemporada con actuaciones deslumbrantes donde su recta persistió la dominación eterna, promediando 100.4 mph, su mayor velocidad sostenida desde su llegada a la liga en 2010. Solo le batearon 157 de average, su WHIP terminó por debajo de uno y después de varias temporadas otorgando más de cuatro boletos por encuentro, rebajó ese guarismo a un impresionante 2.8.

Por quinto año consecutivo el holguinero rubricó más de 30 salvamentos, aunque esta vez “apenas” pudo fijar su número de ponches cada nueve episodios en 14 (su tope fue de un escandaloso 17.7 en 2014).

En diciembre firmó un contrato por cinco años y 86 millones de dólares (se convirtió en el lanzador de bullpen más pagado de todos los tiempos) con los Yankees de Nueva York.

Temporada 2017

Se esperaba mucho más de lo que rindió en la temporada. Su balance de victorias y derrotas fue de 4-3, con 22 juegos salvados, un promedio de carreras limpias por juego de 3.22; en cambio, mantuvo su velocidad supersónica, con 69 ponches en 50,1 entradas.

Aunque en algunos momentos de la temporada lució como el Aroldis Chapman de siempre, claramente no fue una buena campaña. El zurdo puso su peor efectividad como cerrador, salvó su menor cantidad de juegos, se lesionó y perdió un mes, le quitaron el puesto de apagafuegos de los neoyorquinos y mostró dificultad para mantener a los bateadores fuera de circulación. Así se resume la zafra de Chapman.

Lo mejor de todo, y para cerrar de la mejor manera, es que recuperó su rol y terminó la ronda regular tan hermético como siempre. Retomó su confianza y, aunado a su recta de 103 millas por hora, volvió a ser imbateable en lo que fue una zafra llena de altibajos.

Otros datos de interés

El cerrador de los Yankees ha salvado 20 juegos o más en las ultimas 6 temporadas, 5 de ellas superando los 30, a la vez que tiene 705 ponches propinados en 427.1 inngs. Tiene el record histórico de ponches por partido de nueve entradas, con 17.7.

Junto al zurdo David Price, Chapman es el único relevista en haber lanzado cinco entradas o más en playoffs sin haber permitido carreras limpias. Sus dos salvamentos son mejorados sólo por los tres acumulados por quien ahora tiene su antiguo puesto, el cerrador de los Cachorro de Chicago, Wade Davis.

Palmarés

  • 2007 – Subcampeón de la Copa del Mundo de Béisbol.
  • 2008 – Implantó record para Series Nacionales, al realizar un lanzamiento de 102 mph.
  • 2013 – Implantó record para MLB, al realizar un lanzamiento de 106.9 mph
  • 2014 – Impuso un record absoluto para MLB, en 40 juegos consecutivos ponchando, al menos, a un oponente.
  • 2016 – Campeón de la Serie Mundial.
  • 2016 – Firmó el contrato más elevado de la historia para un relevista, 86 millones de dólares por cinco años, con los Yankees de Nueva York.