post

Biografía de Odrisamer Despaigne Orué

Odrisamer Despaigne, destacado jugador de béisbol cubano, pitcher derecho; se caracteriza por lanzamientos rápidos, los cuales mezcla con rompimientos. Acostumbra a llevar la visera de la gorra ladeada. Integró las selecciones de Industriales y nacionales; además, ha formado parte de varias franquicias en las MLB. Nació el 4 de abril de 1987 en el municipio Habana Vieja, en la capital cubana. Su padre también fue pelotero.

  • Alias: Mili-Pino
  • Nació: Abril 4, 1987 en La Habana, Cuba
  • Debut MLB: Junio 23, 2014
  • Alt/Peso: 6′ 0″ / 200 lbs
  • B/T: R/R
  • Pos / Núm: P / #43

Series Nacionales

Odrisamer debutó en el 2005 con Industriales, como relevista. Poco a poco fue adquiriendo responsabilidades hasta convertirse en el número uno del staff. Influyeron sus condiciones naturales – alta velocidad y buen rompimiento, aunque a ratos se notaba afectado por el descontrol, su peor enemigo en el montículo. – y las numerosas bajas sufridas por el picheo capitalino durante los años en que él militó en sus filas.

Con los azules participó en ocho campañas, en las que archivó 61 victorias y 43 reveses, propinó 684 ponches, le batearon para 261 de average, con 390 boletos regalados en 213 partidos y consiguió una efectividad de 3.55 carreras limpias por juego.  Logró titularse Campeón Nacional en el 2006 y 2010.

Selección Nacional

Sus buenos resultados en los torneos domésticos le llevaron a integrar los equipos Cuba que participaron en varios torneos internacionales, incluyendo el III Clásico Mundial de Béisbol, aunque no llegó a lanzar en ese evento.

Principales competencias en las que formó parte del seleccionado nacional:

  • Campeonato Panamericano Juvenil de México 2005.
  • World Baseball Challenger en Canadá 2011.
  • IV Juegos del ALBA.
  • III Clásico Mundial de Béisbol

El 29 de junio de 2013 abandonó el equipo Cuba durante una escala técnica en Francia, cuando se dirigía a participar en el XIV Torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda. Se fue a España, nación en la que fijaría residencia para poder optar por un contrato con algún equipo de la MLB.

Vea también: Estadísticas MLB de Odrisamer Despaigne

Béisbol Profesional

Temporada 2013

Se estrenó en el béisbol profesional a finales de año, en la Liga Mexicana del Pacífico. Debutó con las Águilas de Mexicali, en juego que lo enfrentó a los Mayos de Navojoa. Despaigne fue el abridor del encuentro. Trabajó cuatro entradas sin permitir carreras, le dieron dos sencillos, recetó par de ponches y concedió igual número de boletos.

Temporada 2014

El 2 de mayo los Padres de San Diego le ofrecieron firmar un contrato de ligas menores por un millón de dólares, oportunidad que no dejó escapar.

Debutó en las Grandes Ligas el 23 de junio contra los Gigantes de San Francisco, equipo al que blanqueó durante siete entradas y al que le permitió solamente cuatro indiscutibles.

A pesar que su saldo de victorias y derrotas no fue bueno durante la temporada, sí su PCL y sus actuaciones convencieron para ser uno de los principales abridores del equipo.

Quedó a sólo cuatro outs del primer no hit no run para un lanzador de San Diego, que en sus primeros 46 años fue la única franquicia activa dentro de las Grandes Ligas que no archivó un juego sin hit ni carrera. Algo similar le ocurrió en la Serie Nacional 51, cuando mantuvo hasta las postrimerías del partido al equipo Pinar del Río sin imparables ni anotaciones. En ambas ocasiones le malograron la hazaña con dobles, salidos de los bates de los camareros.

Temporada 2015

Impuso marca personal de aperturas en MLB, con 18, lanzando para los Padres de San Diego. En 125.2 innings permitió 17 jonrones. Terminó con balance de 5-9, 5.80 de ERA y WAR: -1.3. Su salario ese año fue de $ 517,300.

Entre 2014 y 2015 tuvo 34 apariciones desde la lomita en el inicio del juego. Dejó marca de 9-16, con una efectividad de 4.42, en las dos temporadas.

Temporada 2016

El habanero fue canjeado a los Orioles de Baltimore el 4 de febrero de 2016 por un lanzador de liga menor. Luego fue asignado a Norfolk, Triple A de Baltimore. Allí tuvo que lidiar con un inicio desfavorable (0-5), en cinco aperturas maltrechas.

Su efectividad fue mejorando y a pesar de terminar en AAA con 1-9, 3.87 de ERA, sus lanzamientos fueron mejorando en localización y fue subido al equipo grande.

Con los Orioles de Baltimore su efectividad fue de 5.60 en 27.1 entradas, en las que ponchó a 17 bateadores y le conectaron 32 imparables, 3 de ellos cuadrangulares. Además, concedió 15 bases por bolas y le anotaron 18 carreras. Perdió dos juegos y no obtuvo victorias. La franquicia lo incluyó, a finales del verano, en la lista de peloteros disponibles y el equipo de la Florida se interesó por el cubano.

Los relevistas de Miami habían perdido 26 juegos esa temporada, siendo el sexto equipo de las Grandes Ligas con más derrotas. Los Marlins necesitaban a Odrisamer y éste, espacio para mostrar que podía seguir lanzando en Grandes Ligas. Debía bajar su tasa de boletos (12.3 %) y volver a alcanzar la gran capacidad de provocar conexiones por el suelo (en sus dos primeras temporadas: 52.1% y 50.5 %, sin embargo, solo 38.2% en 2016). Este cambio producto, probablemente, a que estuviese lanzando tan rápido como nunca antes en las Mayores, 92.8 mph en su recta y 89.4 en su cutter. Este incremento le pudo llevar a descuidar la localización y privilegiar el poder.

Temporada 2017

El capitalino inició su accionar en las menores y fue subido a la MLB en mayo, siendo bateado libremente en par de apariciones. Por ello retornó a Triple A, donde acumuló un decoroso PCL de 3.09 en 70 entradas. Su constancia en ese nivel y la debilidad del cuerpo de pitcheo de los Marlins posibilitó que el 28 de julio fuera reascendido a la Gran Carpa y poco a poco se convirtiera en uno de los titulares en su rotación, mejorando sus números en cada salida. Terminó con una efectividad de 7.94 antes del Juego de las Estrellas, aunque tras la pausa mejoró a 3.59.

Su mejor momento se produjo en las últimas semanas de septiembre, cuando lo colocaron en la rotación y se apuntó dos victorias y tres derrotas en 18 partidos (ocho de ellos como abridor), con un juego salvado, 58.1 capítulos de labor, 31 ponches, 24 boletos, 4.01 de PCL y 1.39 de WHIP.

Temporada 2018

Odrisamer se mostró muy efectivo en la primavera de 2018. En esa instancia terminó con efectividad de 3.75 en siete encuentros, en los cuales repartió 20 ponches en 24 entradas, con tres aperturas y un salvamento. Demostró su capacidad de ejecutar bien cualquiera de las funciones de un pitcher.

Palmarés

  • 2006 – Campeón Nacional con el equipo Industriales.
  • 2010 – Campeón Nacional con el equipo Industriales.