post

Dos cubanos pretenden saltar a la gloria

Esta semana dos jóvenes saltadores cubanos han sorprendido al mundo con sus actuaciones, augurando un futuro glorioso. Son ellos: el saltador de longitud Juan Miguel Echevarría y el triplista Jordan Díaz.

Con un salto de 8,83 metros Juan Miguel Echevarría ganó la prueba del salto de longitud en la parada de Liga del Diamante celebrada en Estocolmo, Suecia; sin embargo, el registro no se convertirá en récord nacional ni para la competencia porque el antillano fue favorecido por el viento, poco más de lo permitido.

Ese gran salto no fue obra de la casualidad ni de la brisa. El camagüeyano viene experimentando rápida y estable progresión en su carrera. Su cuarto intento en la competencia fue de 8.5 metros, hace poco más de una semana consiguió 8.53 en el Estadio Olímpico de Roma. Ahora, sus más cercanos perseguidores fueron el campeón olímpico Jeff Henderson, norteamericano, quien se estiró hasta los 8.39 metros y el sudafricano Luvo Manyonga, tercero con 8.25 metros.

El record mundial en la disciplina lo tiene el norteamericano Mike Powel (8.95), le siguen sus compatriotas Bob Beamon (8.90) y Carl Lewis (8.87), y el soviético Robert Emmiyan (8.86). Solo esos cuatro saltos superarían al del cubano, si hubiese sido homologado. Iván Pedroso terminó su carrera con 8.71 metros como mejor registro.

Por su parte, Jordan Díaz impuso la semana anterior nuevo récord nacional juvenil en triple salto. La prometedora figura se estiró hasta los 17.41 metros, superando por un centímetro la marca de Pedro Pérez Dueñas, establecida en 1971.

Diaz también viene en ascenso. Hace un año demostró ser el mejor en la categoría cadetes con registro de 17,30 metros, que constituye la mejor marca de todos los tiempos para menores de 18 años, luego, durante el último febrero, marcó 17,32.