post

Victoria del equipo Cubano de tenis de mesa en latinoamerica

Andy Pereira y Moses Campos, luego de 24 años, lograron la corona dorada en el campeonato latinoamericano de Tenis de mesa. El dúo campeón derrotó al chileno Juan Lamadrid – Gustavo Gómez por 3-2 en la final masculina de parejas. El equipo Cuba de tenis de mesa no obtenía  una medalla de oro desde 1994, cuando Sancti Spíritus era la sede y se coronaban los equipos femeninos tanto en equipo como en parejas.

Intentamos mantener la calma de un extremo a otro, hacer de vez en cuando y estábamos muy contentos con esta victoria “, agregó Moses. Es bueno ganar en casa, con amigos siguiéndote, y es bueno que haya torneos de este nivel aquí para que las segundas figuras puedan jugar “, dijo Andy. Andy levantó su prominencia en esta despedida al ganar también una medalla de plata en los singles masculinos, porque aunque se rindió 1-4 contra el brasileño Eric Joutic en la final, previamente había regalado el partido de la tarde contra Thiago Monteiro, también de Brasil.

La actuación del equipo cubano de tenis de mesa se completó con dos medallas de bronce más con el equipo masculino y el dúo de Liván Martínez – Juan Damián Rondón. El entrenador Guzmán consideró que los objetivos del torneo fueron superados, y elogió la posibilidad de ganar confianza contra rivales como los brasileños, que son más exigentes que la mayoría de los que participan en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla.

Brasil fue el gran ganador con cinco títulos, una plata y siete terceros lugares, mientras que Chile demostró que está dando sus frutos al mantener a la mayoría de sus jugadores jugando en Europa y cerró con un cetro, tres platas y un par de bronces. La federación cubana recibió el reconocimiento de la Unión Latinoamericana de Tenis de Mesa (ULTM) por la excelente organización de dos torneos consecutivos, ya que anteriormente había sido sede de la ronda de clasificación para el evento de verano del Caribe Central.

Además, el presidente de ULTM, el dominicano Juan Vila, ratificó el interés del poder en la isla como sede de eventos de este tipo e incluso lo preparan para albergar reuniones panamericanas en un futuro no muy lejano.