post

Hijos de la ex-estrella del béisbol cubano Víctor Mesa en busca de la MLB

Los hijos de quien fuera un destacadísimo pelotero cubano, Víctor Mesa – considerado por el equipo de DeporteCubano.com como el mejor pelotero de la historia, entre los nacidos en la isla, en toda la trayectoria desde la cuna a hasta la tumba -, han abandonado su país con intenciones de probarse en el mejor béisbol del mundo.

Los hermanos, con 21 y 16 años, firmaron contratos con la agencia Magnus, del destacado cantante Marc Anthony. Por sus edades ambos caerían en la categoría de agentes libres con restricciones, por lo cual no disfrutarían de derechos plenos para negociar pactos jugosos.

El mayor de los hermanos, Víctor Víctor, se le había visto jugando muchísimo durante las últimas versiones de La Serie Nacional. Su talón de Aquiles: el bateo. No es un bateador de fuerza, tampoco intimida por su promedio, aunque todavía tiene toda una vida por delante para superarse en el cajón de bateo. Empezó demasiado joven en las Series Nacionales, su padre le aceleró la entrada y probablemente esto influyó en una peor sensación apreciada por los espectadores, quienes acostumbran a ver las figuras jugando como regulares luego de un mayor fogueo. No obstante, no lució mal al bate con los matanceros. En la última campaña se le vio mejor con los Industriales. Además, su físico ha mejorado mucho en los últimos tiempos. Ya no es el menudo muchachito que debutó con los cocodrilos.

Habrá que esperar todo lo que puede progresar con el madero en sus manos después de los nuevos sistemas de entrenamientos que encuentre rumbo a las MLB y seguramente también será ayudado por la definitiva complexión física que pronto debe alcanzar.

En cambio, s su favor, Víctor Víctor tiene muchísimo. Además de la corta edad y la gran carga de entrenamientos recibida en los últimos años, se lleva la experiencia de seis campañas en Series Nacionales. Todas jugando como regular. A la defensa, es casi insuperable, por no ser absoluto. Posee unas veloces piernas que lo llevan muy rápido tras los batazos hasta donde pocos lo pueden hacer primero que él; además tiene un sentido de orientación envidiable. Nunca se le vio ubicándose mal ante ninguna conexión. Esta asignatura la tenía vencida, incluso, en su debut. Sus rápidas piernas están acompañadas por un poderoso brazo, de los mejores que había en las últimas campañas de las Series Nacionales. Su velocidad lo ayuda muchísimo a embasarse, incluso, con conexiones que terminan dentro del cuadro. Y para robar bases, condiciones le sobran. Quizás menos importante, pero también positivo para él, es su fuerza mental. En Cuba tuvo que lidiar con la presión por ser el hijo del pelotero más polémico de toda la historia cubana. Todos en los estadios le gritaban a diario a su padre, quien a la vez era su mentor, muchos a favor y otro no tanto; todo un reto para el joven pelotero. Y lo superó.

El menor de los hermanos tiene menos trayectoria; lo más relevante: integró la selección nacional Sub-15 que fue campeona el mundial 2016 en Japón.

A los hijos de Víctor Mesa se les había visto en Miami en varias ocasiones. Al mayor, incluso  entrenando en conocidos lugares de esa ciudad, aunque siempre habían regresado a la Isla.

El padre había declarado que sus hijos no abandonarían el país por la vía ilegal, pero la situación del béisbol en la isla ha cambiado tanto en los últimos tiempos, que carece de relevancia su equivocada revelación.

victor-mesa-32-cocodrilos-matanzas

¿Se nos va definitivamente Víctor Mesa?

Quien fuera un extraclase como jugador activo y luego el más polémico, seguido, amado, habilidoso, inteligente, mediático y odiado, entre todos los directores y jugadores de béisbol, parece que dice adiós definitivamente a su gran pasión. Este lunes Víctor Mesa anunció en entrevista con la emisora Radio Rebelde que no dirigirá a Industriales en la […]

0 comentarios