post

Villa Clara es el campeón del baloncesto masculino cubano en 2018

El equipo masculino de baloncesto de Villa Clara se coronó campeón de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) al vencer a Ciego de Ávila en el cuarto partido de la final. El choque culminó con marcador de 86 puntos a 77. De paso los Lobos consiguieron la barrida sobre los Búfalos. En los tres primeros encuentros los centrales vencieron con marcadores de: 97 a 70, 108 a 96 (en tiempo extra) y 83-72.

El primer cuarto del último partido terminó con paridad, al concluir 17 a 15, favorable a los avileños. El segundo fue dominado ampliamente por los centrales, al punto de conseguir aventajar por once unidades a sus rivales en el marcador global (42-33). En el tercer parcial reaccionaron los Búfalos (23-19), aunque el balance del encuentro aun sería adverso para ellos, por siete unidades. Luego haría acto de presencia la lluvia, también dentro la sala techada Giraldo Córdova Cardín.

Mientras afuera llovía, una gotera caía en la zona de los tiros libres, impidiendo la reanudación del choque en la noche viernes. Ante la persistencia del agua, la comisión nacional de la disciplina y la Dirección Provincial de Deportes de Ciego de Ávila decidieron sellar el encuentro para el sábado.

En la reanudación, los Lobos mantuvieron su ritmo ofensivo y sellaron la victoria en el decisivo último cuarto, al anotar 25 unidades, mientras los Búfalos se apuntaban 21.

Por los centrales se destacó Osvaldo Pérez, con 23 puntos y 18 rebotes. Por los avileños, Yasser Rodríguez aportó 17 tantos.

Para los centrales, éste constituye el primer título bajo la actual estructura de La Liga Superior y con él finaliza la sequía de 17 años sin coronas. Ahora los Lobos aumentaron a nueve sus preseas doradas en campeonatos nacionales.

A pesar de no conseguir la victoria y contar con un equipo en proceso de recambio generacional, los avileños superaron el séptimo lugar alcanzado en la edición anterior, también los afectó en sus aspiraciones la seria lesión sufrida por William Granda en la primera vuelta.

post

Arranca final inédita de la Liga Superior de Baloncesto Cubana

La actual temporada de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) tiene una final inédita: los lobos de Villa Clara se enfrentan a los Búfalos de Ciego de Ávila. Los centrales tienen a favor el presente, y los de la piña, un glorioso pasado en el baloncesto cubano.

Por primera vez, desde que empezó este torneo en 1993, con todas sus estructuras, los dos equipos finalistas en una edición no se incluyeron entre los cuatro grandes de la siguiente, como les sucedió este año a los conjuntos de Pinar del Río, actual monarca, y Matanzas, segundo puesto. Los vueltabajeros fueron del cielo al suelo, tras quedar últimos en la tabla, mientras que los yumurinos anclaron sextos.

Desde el miércoles pasado los lobos están clasificados y esperaban el desenlace de la otra semifinal para conocer qué selección los retaría por el título, instancia a la cual llegan por primera vez, bajo la actual estructura de ocho equipos.

Los avileños, dirigidos por el entrenador del seleccionado nacional, luego de incluirse entre los cuatro semifinalistas, cuando lo tenían cuesta arriba, derrotaron al equipo indómito, el cual había clasificado sin contratiempos. Ahora los búfalos tendrán otra difícil prueba. La tarea parece titánica. Los centrales consiguieron el mejor balance del campeonato cubano, incluida la victoria en el compromiso particular ante los búfalos (2-1). Las nueve coronas alcanzadas en el pasado en sus once finales los tilda casi de imbatibles en estas instancias, pero quizás, esta vez, no les aporten el extra suficiente; mucho menos tras el descalabro sufrido el domingo, cuando los villaclareños los arroyaron por abultado marcador, consiguiendo el triunfo del importantísimo primer enfrentamiento; no obstante, para llevarse el título faltan varios encuentros (termina cuando alguno alcance cuatro victorias) y nada le impide a ninguno de los contrincantes resultar vencedor.

post

Semifinalistas de la Liga Superior de Baloncesto Cubano se refuerzan

Lras concluir la fase clasificatoria de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) del deporte cubano, de la cual salieron airosos los lobos de Villa Clara, se efectuó el programa de refuerzos para la semifinal, donde también ellos sacaron la mejor parte, al ser los primeros en pedir, favorecidos por el sorteo.

La primera elección de los centrales fue el internacional matancero Yuniskey Molina. El capitalino Neiser Coutín fue el otro elegido para integrarse a la manada. Los camagüeyanos se reforzaron con un solo jugador, el matancero Yosniel Morales. Ciego de Ávila escogió al guantanamero Raudelín Guerra y al pinareño Yandelier Suárez; mientras Santiago de Cuba se decantó por el pinareño Yosiel Monterrey y el guantanamero Alexis Barthelemy.

Los villaclareños han terminado con los metales bronceados en las dos últimas temporadas de la Liga Superior de Baloncesto Cubano. Este año sueñan con el título, contando con ligero favoritismo. El 13 de abril se inician las semifinales. Los enfrentamientos serán: Villa Clara-Camagüey y Santiago-Ciego de Ávila.

post

Basquetbolistas cubanos en La XI Liga de las Américas

Los Basquetbolistas cubanos obtienen excelentes resultados en La XI Liga de las Américas. El cubano Javier Justiz se proclamó campeón de la XI Liga de las Américas de baloncesto, la competición más importante a nivel de clubes de América. El antillano es miembro del equipo San Lorenzo de Almagro, de Argentina, ganador por vez primera del torneo. San Lorenzo obtuvo el título en calidad de invicto, tras superar en la final a Mogi das Cruzes, de Brasil. El caribeño no tuvo el protagonismo acostumbrado, aunque contribuyó al triunfo, al anotar 8 puntos y capturar 5 rebotes. El torneo se disputa desde 2008. Hacía siete años que ningún club argentino conquistaba la corona; en el 2011 lo alcanzó Regatas de Corrientes. Anteriormente había ganado el Peñarol de Mar del Plata, en las ediciones de 2008 y 2010.

El club sudamericano enfrentará al campeón de la Copa de Campeones de Europa, en septiembre, con el objetivo de titularse como el mejor equipo FIBA del orbe. Justiz está haciendo historia, tendrá la oportunidad de conseguir un título intercontinental.
En el mismo torneo americano el equipo Estudiantes de Concordia cedió en la discusión del bronce ante el club Regatas Corrientes. En el primero milita otro cubano, Jasiel Rivero, quien es el líder del elenco.

Javier Justiz, 25 años y 2.11 m de estatura, promedió en la Liga 6.9 puntos por partido y 4.6 rebotes, con una aceptable efectividad del 62.2% en tiros de campo. Promedió 16 minutos de estancia en la cancha por encuentro, pero fue un jugador importante desde la banca.
Por su parte, Rivero, 2.06 metros de altura, 24 años y 107 kg de peso, tuvo mejores números al promediar 11.4 puntos por partido y 4.5 rebotes, pero con una efectividad menor, 51,4%. El pívot capitalino tuvo más presencia en el tabloncillo, al promediar 25.7 minutos por partido. Impuso récord de 41 puntos en un choque para su equipo.

Rivero y Justis están considerados, por muchos, como los basquetbolistas más talentosos de la mayor de las Antillas en la actualidad. Desde que el gran Lázaro Borrell encandiló durante nueve temporadas a los fanáticos de la Liga Nacional de Argentina, ningún otro jugador cubano había seducido a la exigente afición del país sudamericano. De manera que no resulta fácil destacar en la Liga Nacional; al menos, no al nivel conseguido por el villaclareño Borrell, ex jugador del Seattle SuperSonics en los Estados Unidos, e incluido entre los cinco mejores extranjeros que han prestigiado el baloncesto gaucho, luego de sus ocho años en el equipo Obras Sanitarias y de la corona lograda en la temporada 2006-2007 con Boca Juniors.

Sin embargo, a fuerza de talento Javier Jústiz anda tras los pasos de Borrell. Tras su debut en 2015, el nacido en Santiago de Cuba no ha hecho más que enriquecer su juego bajo los tableros, beneficiado por el alto nivel de la segunda liga más fuerte de América. El torneo es frecuentado por jugadores salidos del baloncesto universitario estadounidense y resulta una cantera de la NBA, hasta el punto que muchos expertos consideran innecesario algún escalón intermedio entre ambas competiciones. En ese exigente entorno Jústiz comienza a sentirse cómodo. Sus frecuentes exhibiciones lo convierten en la cara del baloncesto cubano por el mundo. De acuerdo con el ranking del sitio especializado Latinbasket.com, en ocasiones Jústiz ha sido seleccionado el mejor exponente del amplio contingente de jugadores de la Isla, repartidos por América y Europa.

javier-justiz-izquierda-baloncesto

El indómito supera a hombres como el ex jugador de Capitalinos, Reynaldo García, quien milita en San Martín de Corrientes, equipo que pertenece a la misma conferencia. Detrás, por su rendimiento, aparecen los guantanameros Grismay Paumier, titular con el SO Maritime Boulogne, de la segunda división francesa; y Giorvis Elías, con el Arcos Albacete, del tercer nivel del baloncesto español. La lista incluye también al habanero Rangel Ramírez (AEC Collblanc), al avileño Georffri Silvestre (Náutico KIA Tenerife) y al también capitalino Taylor García (Globalcaja Quintanar), todos de la cuarta división de España.

El baloncesto masculino cubano ha comenzado a abrirse al mundo, aunque avanza con lentitud y lo hace cuando el deporte de las canastas en la isla vive sus peores momentos de las últimas décadas.mLa presencia en varias ligas de Latinoamérica de jugadores representados por la Federación Cubana, además de las perspectivas de nuevas contrataciones en países como República Dominicana y la propia Argentina, configuran un futuro en el que quizás podría recuperarse una parte del poderío que llevó a Cuba a ganar tres torneos Centrobasket entre 1995 y 1999.

La apertura gradual a otros torneos de calidad muy superior al local, podría hacer realidad el sueño de un tercer cubano en la NBA, tras las fugaces experiencias de Andrés Guibert con los Minnesota Timberwolves (1994-1995) y de Lázaro Borrell (1999-2000) con la ya desaparecida franquicia de Seattle.

post

Inician en Pinar del Río semifinales de la Liga Superior de Baloncesto femenino

Los quintetos de Pinar del Río y Capitalinas rivalizarán los días cinco y seis de marzo a las tres de la tarde en la sala Polivalente 19 de noviembre, como parte del playoff semifinal de la Liga Superior de Baloncesto rama femenina. A pesar de presentar balance negativo de seis éxitos y nueve fracasos durante la etapa regular, las chicas que dirige Leydi Ana Hernández lograron culminar cuartas, con lo que aseguraron su participación en esta instancia.

En su contra conspira el tener entonces que enfrentar al plantel habanero, líder indiscutible de la competencia con 14 éxitos y solo un revés, quien a todas luces sale como favorito para imponerse en el cotejo de cinco juegos a ganar tres. No obstante, las cuatro veces titulares de la LSB entre 2013 y 2016, ahora con el aliciente de contar con la extraclase Arlenis Romero, no serán un hueso fácil de roer jugando en casa, donde tratarán al menos de sacar una victoria a su oponente.

Según el calendario de la competencia, los días siete y ocho serán de traslado, tras lo cual las acciones se retomarán el nueve, 10 y de ser necesario el 12, en la sala Ramón Fonst de la capital. La otra semifinal de la LSB, dará inicio el nueve de marzo entre Sancti Spíritus y Guantánamo, en tierras de las primeras, pues las del Yayabo anclaron terceras al archivar 10 éxitos y cinco fracasos.

Las yayaberas acumulan cinco triunfos en igual cantidad de salidas a la sala guantanamera Rafael Castiello y ya dieron un paso importante en sus aspiraciones de discutir las medallas, aunque falta un buen trecho antes que se definan las cuatro plazas finalistas.

Las muchachas de Gabriel Alexander Álvarez le ganaron 68-65 a La Habana, 67-60 a Guantánamo, 72-54 a Santiago de Cuba, 70-61 a Pinar del Río y 70-52 a Camagüey.

En esos triunfos mucho tiene que ver la ofensiva de la experimentada Amargo, quien luego de la maternidad ha regresado como en sus mejores tiempos, al extremo de marcar 100 puntos en los primeros cinco partidos para encabezar a las anotadoras del torneo, además de apoyar el trabajo en las tablas. A similar altura ha estado Cepeda, quien lleva la voz cantante en los rebotes y aporta muchísimo a la pizarra.

Pero, más allá de las individualidades, a Sancti Spíritus le ha distinguido el juego colectivo, según adelanta a Escambray desde la sede su director técnico. “Creo que la motivación del equipo está como nunca y la entrega es total en cada partido. Yamara y Marlene están llevando un liderazgo increíble, ellas son las que hacen los mítines y hablan mucho con las muchachas”.