post

Voleibolista cubano obtiene título en competencia profesional

Italia – 13 abril de 2018. El voleibolista cubano Miguel David Gutiérrez conquistó su primer título como profesional al coronarse campeón con su club, el Bunge Ravenna, perteneciente a la primera división italiana en la Copa Challenge. Esta es la tercera de más relevancia en Europa de las organizadas a nivel de clubes, después de la Liga de Campeones y la Copa CEV.

El Ravenna ganó el derecho a participar en la Copa Challenge tras finalizar en quinto lugar de la Liga Italiana en la temporada 2017; sin embargo, el club no podrá defender la corona en el 2019, pues en el 2018 quedó eliminado de los play off por el quinto lugar de su liga.

La franquicia del deportista cubano tuvo que esperar 21 años para volver a competir en esta lid y debió derrotar al mismo equipo contra el cual ganó su primera Copa de Europa, 26 temporadas atrás.

Gutiérrez contribuyó a la victoria de su club 3-1 (28-26, 23-25, 25-20 y 25-18) ante el Olympiacos de Grecia en el partido final de la competición. El villaclareño participó en los 4 sets del partido – los tres primeros como suplente y el ultimo como titular- y su promedio de efectividad en el ataque fue perfecto, con cuatro puntos en igual cantidad de intentos.

“Me siento muy feliz. Me hubiera gustado tener más minutos en la cancha, pero es una experiencia que guardaré siempre en mi memoria. Cuando ganas tu primer título es importante, aunque no seas titular” – dijo Miguel David a los medios-  Agregó que descansará unos días y regresará a Cuba próximamente para integrarse a la selección nacional cubana de voleibol con vista a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia.

En La Challenge Cup, equivalente a la Europa League en el fútbol, participaron 36 equipos ocupantes de los puestos del tercero al quinto de sus ligas. Todos perteneciente al voleibol europeo.

La semana anterior el antillano tuvo protagonismo en la última actuación de su club en la Liga Italiana, al marcar 19 puntos, 4 de ellos con su potente servicio, en el triunfo del Ravenne ante el Padova 3-2.

Gutiérrez, de 21 años, 1,98 m de estatura y 86 kg, brilló en el 2017 en los mundiales sub-21 (República Checa) y sub-23 (Egipto). En el primero fue premiado como el mejor opuesto y en el segundo, mejor atacador. En esas competencias Cuba logró medallas de plata y bronce, respectivamente, marcando un resurgir de la selección masculina al bajo el mando de alguien que integró varias veces el seleccionado nacional cubano, Nicolás Vives.

La de Miguel David constituye la primera medalla en Europa para un voleibolista cubano bajo el amparo de su federación en más de 20 años, reabriendo el camino del voleibol de la Isla en la mejor liga del mundo, donde los cubanos estuvieron insertados con excelentes resultados a finales de la década de los noventa.

Además de Miguel David, otros seis voleibolistas cubanos ficharon este año por clubes profesionales extranjeros, en la Liga Argentina. También ganaron títulos Osniel Melgarejo y Liván Osoria (Universidad Tres de Febrero), al agenciarse la Copa Desafío y Javier Jiménez, ganador con El Obras de San Juan de la Copa Argentina.

Individualmente también brilló Miguel Ángel López (Gigantes del Sur), líder anotador en la Liga Argentina.