post

Yasiel Puig intentó luchar contra todo el equipo de los Piratas y fue expulsado

Los bancos se despejaron el domingo por la tarde, en la parte alta de la cuarta entrada, en el partido de béisbol entre los Rojos de Cincinnati y los Piratas de Pittsburgh después de que Chris Archer lanzara un descuidado lanzamiento por detrás de Derek Dietrich, supuestamente en represalia por haber disfrutado demasiado de un jonrón en su turno anterior.

Yasiel Puig, quien fue transferido a una división completamente nueva en la temporada baja, protagonizó la pelea siendo uno de los primeros en llegar a la escena, mientras muchos hacían todo lo posible para retenerlo. La primera persona en salir de la banca fue el gerente de los Rojos, David Bell, quien fue directamente a discutir el lanzamiento con el árbitro de home.

Entonces Puig salió con una justa venganza y una furiosa ira. Fue directo a Archer y tuvo que ser retenido por un par de compañeros de equipo. Melky Cabrera intervino pronto, junto con su compañero de equipo Joey Votto, en un intento de calmar a Puig. 

Puig, Bell y el lanzador de los Rojos Amir Garrett fueron expulsados, al igual que los relevistas de los Piratas Keone Kela y Felipe Vázquez. Matt Kemp remplazó a Puig y Archer (1-0) permaneció en el juego, trabajando seis innings en los que admitió tres carreras y cinco hits con siete ponches.

Dietrich volvió a pegar de cuadrangular en la octava entrada y Scott Schebler también se voló la barda por los Rojos. Al momento del incidente, los Rojos ganaban 3-2, pero los Piratas anotaron dos carreras en la baja del cuarto episodio para irse al frente en el marcador.

Imagen tomada por: Getty Images/Justin Berl