post

Jorge Luis Valdés: Biografía del mejor zurdo del béisbol cubano

Jorge Luis Valdés Berriel fue un excelente jugador de béisbol, considerado el mejor lanzador zurdo que ha pasado por las Series Nacionales. Tati Valdés, como también se le conoce, fue Campeón Olímpico en 1992, cuatro veces Campeón Mundial y cinco de la Copa Intercontinental. En esos eventos ganó dieciséis partidos sin la sombra de un revés. El yumurino tenía una peculiar forma de lanzar, dominaba como ningún otro pitcher de la isla el ‘knuckleball’, considerado su mejor arma, y usaba el número 38 en su uniforme. Se retiró del deporte activo a inicios del siglo XXI.

Jorge Luis Valdés nació el 12 de febrero de 1961 en el municipio Jovellanos, perteneciente a la provincia de Matanzas. Desde pequeño su madre, cariñosamente, lo llamaba “Tati”. Al apodo se acostumbraron familiares y amigos, quienes dejaron de usar su nombre.

Tati Valdés ingresó en la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE) con ocho años y a los doce pasó a la ESPA. Participó en tres Juegos Escolares e igual cantidad en la categoría juvenil. Asistió a dos campeonatos mundiales juveniles celebrados en Argentina en el año 1977 y en Venezuela en 1978. En ambos eventos su equipo finalizó campeón.

Jorge Luis Valdés en Series Nacionales

Con solo 16 años Jorge Luis Valdés integró la nómina de uno de los dos equipos de su provincia que participó en las Series Nacionales durante la década del 80, Citricultores. Al poco tiempo pasó al otro conjunto yumurino, Henequeneros.

El 31 de enero de 1984 Tati Valdés le propinó un “ no hit no run ” al equipo de Villa Clara en su propio estadio, el Sandino de Santa Clara. En el noveno capítulo debió enfrentar a tres estelarísimas figuras: Víctor Mesa, Pedro Jova y Héctor Olivera, pero ni siquiera ellos pudieron amilanarlo y romperle el encanto.

Jorge Luis Valdés consiguió 234 victorias en campeonatos domésticos, constituyendo récord, el cual permaneció vigente casi dos décadas, hasta que Pedro Luis Lazo se adueñó de la marca. El zurdo yumurino participó en veinte Series Nacionales, en las que ganó 142 partidos y perdió 73; 18 Selectivas y una Copa Revolución, con 92 triunfos y 93 derrotas. En toda su carrera, sumando los eventos domésticos con los internacionales, propinó 46 lechadas.

Estadísticas en Series Nacionales de Jorge Luis Valdés

SNJGJPJCPCLSOJLJILAVE
202341662293.13198251941446251

Labor en postemporadas de Jorge Luis Valdés

Jorge Luis Valdés participó en cuatro series de play-offs, siempre defendiendo los colores de Henequeneros. Alcanzó ocho victorias de las quince conseguidas por su equipo en ese período para contribuir decisivamente con los dos títulos y un subcampeonato conquistados por los yumurinos.

Su primera presentación en postemporada fue en la Serie XXVIII (1988-1989), la peor, ya que no ganó y perdió dos juegos de los tres que lanzó, con 21 entradas de actuación en las que le marcaron diez carreras limpias, ponchó a 21, regaló cinco boletos y su promedio de carreras limpias fue de 4.29 por nueve entradas de labor.

Un año después, en la Serie Nacional número XXIX, cambió la estructura. El campeonato lo discutieron los ganadores de cada zona, que fueron Henequeneros y Santiago de Cuba. Los muchachos del henequén, por encima de todos los pronósticos, superaron al trabuco indómito de Pacheco, Kindelán, Pierre, Fausto y compañía, en cuatro de los seis juegos efectuados, en los que Jorge Luis Valdés ganó tres sin derrotas. En 25 capítulos permitió seis limpias, para un promedio de 2.10 por cada nueve entradas. Efectuó 314 lanzamientos, de ellos 219 strikes y 95 bolas.

En la serie número XXX (1990-1991) comenzó el sistema cruzado en semifinales de tres juegos a ganar dos, entre el primero del occidente ante segundo del oriente y viceversa. Habana y Henequeneros ocuparon los primeros lugares del Oeste y Santiago de Cuba y Camagüey los del Este. En el enfrentamiento los matanceros volvieron a imponerse a los santiagueros en dos desafíos y los agramontinos superaron a los habaneros 2 a 1.

Una de las victorias de los “orinegros” fue a la cuenta de Jorge Luis Valdés. En la discusión del banderín nacional los matanceros fueron muy superiores a los camagüeyanos, al ganar cuatro de los cinco juegos, dos de ellos a la cuenta de Tati (uno fue lechada), quien también aseguró el tercer enfrentamiento con un soberbio relevo de dos entradas para anotarse punto por juego salvado.

La última presentación de este equipo de la provincia de Matanzas fue en la Serie XXXI (1991-1992), en la que le ganaron a Camagüey, primeros del oriente, tres juegos a uno, mientras que Industriales, líder del Oeste, superaba en la semifinal a Granma en tres choques. La final entre los dos equipos occidentales tuvo como ganador a los azules de la capital, cuatro victorias a una.  Valdés tuvo balance de un triunfo y una derrota ante Camagüey e igual desempeño frente a Industriales. Los dos triunfos fueron por lechadas.

Henequeneros cerraba así su presencia en postemporadas con un resultado no igualado hasta ahora por equipos de la provincia yumurina.

En esos cuatro años Jorge Luis Valdés lanzó cien entradas, permitió 30 carreras limpias, ponchó a 74 rivales y solamente otorgó 19 bases por bolas, para efectividad de 2.70, con ocho triunfos y cuatro derrotas

La bola de nudillos o ‘knuckleball

Jorge Luis Valdés tiraba curvas, cambios, rectas a 96 millas, pero se caracterizó por usar dentro de su repertorio uno poco común: la bola de nudillos o ‘knuckleball’. Éste es un lanzamiento que precisa realizar el agarre de la pelota con la menor área posible de la mano, motivo por el cual, frecuentemente para tirarlo, la bola solo es aprisionada con los nudillos y el pulgar. Cuanto menor es la superficie de contacto continua entre la pelota y la mano, menor será la rotación que se le imprime durante la trayectoria. Y este detalle es el que caracteriza a la bola de nudillos: la bola rota, cuando más, dos veces en todo el trayecto del montículo al home, mientras, en el resto de los lanzamientos, lo hace en más de una decena de ocasiones. Al contrario de cualquier otro tipo de lanzamiento, donde la rotación genera unas presiones de aire y unas fuerzas de sustentación uniformes, con la bola de nudillos las fuerzas que actúan sobre la pelota dependen más del movimiento de traslación de la misma y de otra serie de circunstancias, que son prácticamente impredecibles. Por ejemplo, la línea de la costura, cuya importancia sobre el efecto en una bola es despreciable cuando rota a gran velocidad, se convierte en un elemento capaz de alterar sensiblemente la trayectoria cuando no existe tanta rotación. Y como la posición de la misma cambia solo entre una y dos veces en un knuckleball, así mismo lo puede hacer el recorrido, convirtiéndola en un arma esencialmente imprevisible.

Labor con la Selección Nacional de Jorge Luis Valdés

Tati Valdés debutó con la Selección Nacional en el año 1982 para asistir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Con el equipo Cuba lanzó en 46 partidos, ganando 30, perdiendo solo uno y promediando 2.53 carreras limpias por nueve entradas de labor. Con el traje de las cuatro letras el zurdo matancero consiguió una seguidilla de 26 triunfos sin la sombra de un revés.

En los Juegos Panamericanos de 1991, celebrados en La Habana, Tati Valdés tuvo su mejor torneo: le lanzó un partidazo a Canadá, sin permitirle hit ni carreras, y pintó de blanco al conjunto de los Estados Unidos.

Jorge Luis Valdés fue seleccionado como uno de los cien deportistas cubanos más destacados del siglo XX.

Palmarés de Jorge Luis Valdés

Juegos Olímpicos

  • Medalla de oro en Barcelona 1992
  • JG: 1 JP: 0

Campeonatos Mundiales

  • Medalla de oro. La Habana 1984
  • Medalla de oro. Holanda 1986
  • Medalla de oro. Italia 1988
  • Medalla de oro. Edmonton 1990
  • JG: 8 JP: 0

Copa Intercontinental

  • Medalla de oro Bélgica 1983
  • Medalla de oro Canadá 1985
  • Medalla de oro Cuba 1987
  • Medalla de oro Puerto Rico 1989
  • Medalla de oro Italia 1993
  • JG: 7 JP: 0

Juegos Panamericanos

  • Medalla de oro. Caracas 1983
  • Medalla de oro. Indianápolis 1987
  • Medalla de oro. La Habana 1991
  • JG: 9 JP: 0

Juegos de Buena Voluntad

  • Medalla de oro Estados Unidos 1990
  • JG: 2 JP: 0

Juegos Centroamericanos y del Caribe

  • Medalla de plata. La Habana 1982
  • Medalla de oro. Santiago de los Caballeros 1986
  • Medalla de oro. Honduras 1990
  • Medalla de oro. Ponce 1993
  • JG: 3 JP: 1