post

Arranca final inédita de la Liga Superior de Baloncesto Cubana

La actual temporada de la Liga Superior de Baloncesto (LSB) tiene una final inédita: los lobos de Villa Clara se enfrentan a los Búfalos de Ciego de Ávila. Los centrales tienen a favor el presente, y los de la piña, un glorioso pasado en el baloncesto cubano.

Por primera vez, desde que empezó este torneo en 1993, con todas sus estructuras, los dos equipos finalistas en una edición no se incluyeron entre los cuatro grandes de la siguiente, como les sucedió este año a los conjuntos de Pinar del Río, actual monarca, y Matanzas, segundo puesto. Los vueltabajeros fueron del cielo al suelo, tras quedar últimos en la tabla, mientras que los yumurinos anclaron sextos.

Desde el miércoles pasado los lobos están clasificados y esperaban el desenlace de la otra semifinal para conocer qué selección los retaría por el título, instancia a la cual llegan por primera vez, bajo la actual estructura de ocho equipos.

Los avileños, dirigidos por el entrenador del seleccionado nacional, luego de incluirse entre los cuatro semifinalistas, cuando lo tenían cuesta arriba, derrotaron al equipo indómito, el cual había clasificado sin contratiempos. Ahora los búfalos tendrán otra difícil prueba. La tarea parece titánica. Los centrales consiguieron el mejor balance del campeonato cubano, incluida la victoria en el compromiso particular ante los búfalos (2-1). Las nueve coronas alcanzadas en el pasado en sus once finales los tilda casi de imbatibles en estas instancias, pero quizás, esta vez, no les aporten el extra suficiente; mucho menos tras el descalabro sufrido el domingo, cuando los villaclareños los arroyaron por abultado marcador, consiguiendo el triunfo del importantísimo primer enfrentamiento; no obstante, para llevarse el título faltan varios encuentros (termina cuando alguno alcance cuatro victorias) y nada le impide a ninguno de los contrincantes resultar vencedor.